Audi RS6 Avant: primera prueba

Bajo el disfraz de una carrocer

02/05/2008
Javier Fueyo

Detalles racing

Por fuera no luce tan amenazante. A lo lejos la silueta del Audi RS6 Avant no hace presagiar la bestia de 572 CV que lleva dentro. Tenemos que acercarnos un poco más para empezarnos a dar cuenta de que alguna sorpresa depara este auto con carrocería wagon.

Una parrilla enorme, al igual que las llantas, y la vision llamativa de los discos de freno en cerámica de carbono nos anticipan su espíritu radical. Sus fascias con conductos que canalizan aire fresco a los discos, su anchura de vías y los escapes dobles que adornan el corto difusor trasero nos evocan a auténticos deportivos de competición.

Es el anticipo de lo que nos encontraremos al volante, a la hora de controlar toda la fuerza de su motor V10.

Motor V10 de 572 HP

Al arrancar, lo primero que alerta sobre las posibilidades dinámicas del RS6 es el sonoro y grave rugir del V10 con doble turbocargador. No asusta pero impone respeto y obliga a revisar todos los indicadores de nueva cuenta. Nada fuera de lo normal, salvo la grafía de 200 mph del velocímetro. Claro, tampoco podemos olvidar las siglas RS6 en los relojes principales o los embebidos en los respaldos de los asientos.

Revisamos posición de espejos, asientos y distancia al volante antes de partir. Al rodar, sorprende la suavidad de marcha aunque es claro que la puesta a punto de la suspensión califica de dura, pero el filtrado es muy bueno, ventajas del sistema RDC.

Al volante

En terreno con curvas, no podemos explorar al máximo la potencia del motor pues siempre hay torque para salir airoso –incluso basta con llevar 1/3 de carrera del acelerador- con la consideración de su masa, que en algunos cambios de dirección evidencian su condición de transporte familiar.

Es cierto que la tracción integral lo inserta en la curva y que la Tiptronic de seis relaciones facilita las cosas, pero cuando la masa interviene, poco se puede hacer por contrarrestar sus pesados argumentos..

Lo notable fue que tardamos poco en pisar a fondo –necesita 4.6 segundos para el 0-62 mphh y sólo 15 para alcanzar las 124-, para que los casi 600 HP del 5 litros nos pegaran al asiento como en un juego mecánico.

Así, el éxtasis de adrenalina duró poco, pero fue suficiente para saber que estábamos al volante de una de las mejores máquinas “devorasfalto” de esta década.

En suma, un automóvil perfecto para todos los miembros de la familia. Claro, siempre que se dispongan de los 130.000 dólares que costará aproximadamente.

Relacionadas

Imágenes de la consola central de un Audi RS6 sirven de adelanto para saber pocos datos reales pero sí como generador de mucha especulación alrededor de la nueva versión exagerado pero deseado carro sedán deportivo alemán.

Hace 9 años

La preparadora MFK Autosport presenta un nuevo kit para el Audi RS6 que incluye varias mejoras aerodinámicas y un incremento de potencia para el Audi RS6 Avant.

Hace 10 años

La familia A6 de Audi, tanto en su versión sedán como familiar, afronta un nuevo face lifting para encarar los tres últimos años de vida. Se espera que en 2011 aparezca una nueva generación. Para el 2009, este modelo Premium recibe una serie de cambios en su imagen y, sobre todo, motores con menor gasto de combustible. Paralelamente, las variantes deportivas, el S6 y el RS6, también aprovechan para remodelarse.

Hace 11 años

La segunda preparación de MTM (Motor Teknik Mayer) sobre la base de un Audi de este año llega con la fuerza de sus 702 HP de potencia. Sobre el estratosférico RS6 Avant, de 580 HP, uno de los autos más peculiares y genuinos del mundo (un familiar superdeportivo), MTM ha decidido ir más lejos y hacerlo aún más original y radical, si es que es posible.

Hace 11 años