Las metas que puso el presidente de Estados Unidos se ven más lejanas.

Ahora se habla de un despido masivo en la empresa.

El cofundador de la compañía se va por diferencias con los demás ejecutivos. 

Un Fisker Karma con una fiera debajo del capó.