Tips: cómo conservar los frenos de tu auto

Los frenos son uno de los elementos más importantes de nuestro vehículo y como tal debemos de ...
22/02/2016
Javier Fueyo

Aquí te traemos unos consejos básicos para que tus frenos estén al día y realicen su misión a la perfección.

 

Revisa tus frenos con frecuencia, tu coche está expuesto a desgaste siempre que lo conduces, en el sistema de frenos las piezas que más sufren desgaste son las pastillas y los discos de freno.

 

No abuses del uso de los frenos, procura utilizar más la caja de cambios para reducir la velocidad, de esta manera podrás evitar que los frenos se calienten y así durarán más tiempo.

 

– Haz caso a las señales que emite tu coche y aprende a interpretarlas. Hoy en día la mayoría de los coches cuenta con sistemas de aviso de desgaste de frenos por lo que un piloto en el panel de instrumentos nos advertirá con suficiente antelación. Pero si por ejemplo sientes que el pedal de freno está esponjoso o se va al fondo cuando lo pisas, debes llevar el coche al taller para asegurarte de que todo está correctamente.

 

Si al ir manejando, pisas el freno y notas que hay una pequeña vibración, deberás asegurarte de que las balatas y discos están en buen estado. En frenadas de alta velocidad, una vibración en el volante puede ser indicio de que alguna pieza del sistema de frenos está en mal estado, de un desequilibrio entre las cuatro ruedas o de que los discos de freno están ovalados.

 

– Si los frenos no te responden bien hasta que pisas el pedal a fondo, lo más probable es que las pastillas de freno o los discos estén dañados. El profesional del taller será quien te indique la causa y te aporte una solución.

 

– Si el pedal de freno se hunde cuando lo pisas, puede haber fugas en el circuito, aire en el sistema, líquido de freno escaso, inadecuado o contaminado, o balatas muy desgastadas. Hay que revisarlo de inmediato.

 

– Un fuerte chirrido en los frenos puede ser síntoma de que las pastillas de freno son nuevas pero también puede ser síntoma de alarma en algunos casos.

 

– Si los frenos de tu coche están desgastados, la distancia de frenado aumenta considerablemente, estate muy al pendiente de su revisión, nunca dejes pasar más de 20 mil kilómetros sin revisar tus frenos.

 

– En el taller procura ser tú quien decide qué frenos quieres que le pongan a tu coche.

 

Relacionadas

Conducir un automóvil puede parecer una actividad tranquila y cotidiana, pero no está desprovista de cierta medida de riesgo. Factores desconocidos y condiciones inesperadas en el camino pueden provocar percances que no pueden ser anticipados por el conductor. Por supuesto, este escenario se manifiesta en todo momento en todas las ciudades en todos los países […]

Hace 6 años

Desde los autos más caros y hasta los más baratos, todos tienen un mal rato.

Hace 6 años