Fisker Automotive complica los planes de Obama

Las metas que puso el presidente de Estados Unidos se ven más lejanas.

08/04/2013
Javier Fueyo

Luego de que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, pusiera como una de sus principales metas el tener rodando 1 millón de autos eléctricos para el año 2015, las cosas no van como se pensaban.

Además de que los vehículos con este tipo de propulsión todavía resultan caros (en comparación con los autos "tradicionales"), las instalaciones de recarga y la misma tecnología no están desarrolladas en su máxima expresión.

Por su parte, Fisker Automotive, una de las empresas que recibieron en su momento préstamos por parte del gobierno bajo la promesa de desarrollar la industria de los autos eléctricos, solo han presentado problemas y más problemas. Hace apenas unas semanas, Henrik Fisker, fundador de la empresa, dejaba su lugar y renunciaba a su cargo. El viernes 5 de abril 2013, hace unos días, Fisker Automotive despidió a más de 160 empleados y hoy ha recibido un sinfín de demandas.

Sin embargo, en contraparte, el fabricante de autos ecológicos, Tesla Motors Inc. ha reportado su primer cuatrimestre con ganancias.

Relacionadas

Un superdeportivo de 622 caballos de fuerza que acelera de 0-60 mph en 3.5 segundos.

Hace 6 años

La nueva Mexican 500 se realizará en Mexicali, Ensenada y San Felipe a finales de septiembre.

Hace 6 años

La Fórmula 1 corre en Alemania rodeada de escepticismo hacia Pirelli, quien asegura dará buenos productos para que no pase lo de Silverstone.

Hace 6 años

Han renovado su contrato por 5 años más.

Hace 6 años