Ford Edge 2015: renovación total

Primer contacto con el crossover de nueva generación.

13/03/2015

Javier Fueyo

El nuevo Ford Edge 2015 ha sido presentado en los alrededores de la ciudad de Phoenix, Arizona, y la renovación total le ha caído de maravilla.

 

El Edge ofrece, para empezar, tres distintas motorizaciones: en el primero de los casos, se trata de un 4 cilindros, 2.0 litros EcoBoost con turbocargador que desarrolla hasta 245 caballos de fuerza. Además, se encuentra en el catálogo un V6 de aspiración normal que entrega 280 HP y cierra la cuenta el otro EcoBoost, un V6 con turbocarbgador que se erige como el más potente de todos con 315 caballos disponibles. Hay que mencionar que todos trabajan en conjunto con una transmisión SelectShift de 6 relaciones que se puede operar por medio de las paletas que se ubican detrás del volante. Todos los modelos cuentan con tracción delantera, mientras que el AWD es opcional. Dentro de las variantes encontramos cuatro opciones: SE, $28,100 dólares MRSP; SEL, $31,500 dólares MRSP; Titanium, $35,600 dólares MRSP; y Sport, $38,100 dólares MRSP.

 

Varios son los aspectos a destacar para este nuevo Edge, sin embargo, uno de los más interesantes, desde nuestro punto de vista, es la ganancia que se tiene en el espacio interior. Con una distancia entre ejes mayor a la de su antecesor, se garantiza de manera clara la comodidad de los ocupantes. De igual forma, el espacio de carga se ha visto favorecido con el cambio y se habla de más de 73 pies cúbicos de capacidad.

 

Renovado aspecto

 

Luego de no tener cambios estéticos desde el facelift para el modelo 2011, el Edge es un auto con una cara nueva. El diseño exterior ha recibido muchas mejoras. Las líneas se han suavizado en ciertas partes y en algunos otros sitios se notan algunos ángulos que le modifican el aspecto según por donde le veas. El final de la caída del toldo remata en un spoiler muy atractivo y donde también se posa una de las luces del freno. La salida doble de escape le confiere un aspecto sumamente deportivo y el frontal cobra relevancia gracias a una parrilla enorme que se ha seccionado en tres partes horizontales, rompiendo un poco con la inercia que se traía de tipo Aston Martin.

 

Al interior, el Ford Edge 2015 luce más limpio y “amigable” con los ocupantes. Los materiales utilizados son muy agradables al tacto y el armado se nota de muy alta calidad (por cierto, este nuevo Edge se fabrica en el complejo de Oakville, Ontario, Canadá). En la parte central del panel de instrumentos se muestra orgullosa una pantalla LCD de 8 pulgadas desde la cual se operan muchas de las funciones del renovado crossover.

 

Seguridad, prioridad máxima

 

Con el afán de preservar la seguridad de los ocupantes, Ford ha equipado al Edge con airbag para las rodillas del copiloto. El AdvanceTrac con el Roll Stability Program ayuda a que una serie de sensores haga reaccionar al auto de la mejor forma cuando éste se encuentra en riesgo de volcadura. Como opción, el fabricante pone a disposición el sistema de cinturones de seguridad inflables para las plazas traseras. Dichos cinturones previenen lesiones en cuello y cabeza en caso de alguna colisión.

 

 

Para aquellos que sufren a la hora de aparcar, Ford se ha encargado de dotar al Edge con el sistema de asistencia, el cual consiste en una serie de sensores que son capaces de reconocer el espacio disponible y ajustar las maniobras de manera perfecta. Además, las cámaras de reversa y frontal tampoco dejan margen de error al conductor.

 

Al volante del nuevo Edge se notan las mejoras de forma considerable. Nosotros tuvimos la oportunidad de probar el Sport, el más poderoso del catálogo, en su variante AWD. Los 315 caballos que entrega el motor le hacen moverse con agilidad y mantener muy buenos ritmos. La rigidez se nota sobre la marcha y la nueva plataforma (compartida con modelos como el Fusion y el Lincoln MKZ) colabora con su parte. La posición de manejo es bastante cómoda y la visión al exterior es muy buena. Las recuperaciones en la carretera son de lo que más nos gustó y la respuesta del acelerador nos arrancaron algunas sonrisas. Otro de los apartados que confieren mucha seguridad es el sistema de frenado, que complementado con 4 discos de buen tamaño, presentan poca fatiga a pesar del “maltrato”. 

 

En conclusión, Ford tiene planeado lanzar este producto en más de 100 mercados y como ellos mismos lo dicen, por algo es un auto global. El Edge es uno de los creadores de este segmento donde hoy se medirá a rivales de la talla del Kia Sorento y Honda Crosstour, entre otros. Pronto conoceremos de qué lado se empieza a inclinar la balanza.

 

Ventas históricas en USA del Ford Edge:

2006

2,202

2007

130,125

2008

110,798

2009      

88,548

2010

118,637

2011

121,702

2012

127,969

2013

129,109

2014

108,864

Fotogalerias Relacionadas.

Fotos: Ford Edge 2015, desde Arizona

Fotos: Ford Edge 2015, desde Arizona

Relacionadas

Conozcan los 7 SUVs más seguros del mercado actual.

Hace 6 años

La comparación con el modelo anterior pone en evidencia grandes mejoras.

Hace 6 años