Global NCAP pide a Nissan que deje de fabricar el Datsun Go

Tan peligroso como el Tsuru que se comercializa en México.

14/11/2014

Javier Fueyo

Hace unos días el organismo independiente de estudios sobre seguridad automotriz y vial Global NCAP realizó pruebas con algunos modelos compactos del mercado, donde demostraron que en un impacto frontal el Suzuki, Maruti / Swift y el Datsun Go eran poco menos que un ataúd con ruedas, en los videos el Suzuki sale ligeramente mejor librado pero en el caso de la marca barata de Nissan, no.

 

Lo anterior teóricamente no debería preocuparnos ya que el National Highway Safety Administration regula los elementos de seguridad pasiva de los autos comercializados en Norteamérica, pero es de llamar la atención que el organismo mundial de NCAP haya decidido pedirle a Nissan que deje de fabricar dicho modelo. El dirigente del organismo Max Mosley, fue muy directo con su declaración, “es increíble que Nissan haya autorizado el lanzamiento de un nuevo vehículo que está muy por debajo de los estándares de calidad actuales”.

 

Lo anterior se acentúa con las controversiales declaraciones de Andy Palmer, antiguo COO de Nissan que dejó las filas de la japonesa por Aston Martin, quien comentó que no se le hacía lógico que se creara un Global NCAP para probar autos que se vendían en países en vías de desarrollo, lo cual se puede leer como que algunas vidas valen más para el ejecutivo que otras.

 

Debemos recordar que la submarca de Nissan, Datsun nación para ofrecer autos baratos y accesibles, en primera instancia se comercializa en la India, donde al igual que el Tata Nano, nace con la idea de bajar a los habitantes del lugar de las motos y subirlos a un coche, con lo que en un corto pensar se insinúa que al estar “guardado” en una caja de metal será más seguro.

 

Todo esto nos muestra un doble mensaje de la marca Nissan que por una parte nos informa de su gama de lujo, Infiniti con lo último en tecnología, su participación en la Fórmula 1, las ventas a nivel mundial de Nissan y éxito en algunos mercados y por otra parte vemos “autos nuevos” con claras deficiencias de seguridad.

 

Por desgracia esto no es del todo culpa de las marcas, ya que el sector gubernamental y de normativas deberían preocuparse y ocuparse en la seguridad de su ciudadanía, en la India seguramente no importa qué tipo de auto se venda, mientras sea barato para el cliente y le reditúe un impuesto al gobierno.

 

Un caso claro es el del Nissan Tsuru que se comercializa en México, el cual prácticamente no ha cambiado desde 1984 y dentro de las pruebas realizadas en el Latin NCAP reprobó totalmente y se dio la recomendación de no compra. En una visita de Carlso Ghosn a México informó que mientras la gente lo siga pidiendo se seguiría fabricando, en el presenté pareciera que ya va de salida pero qué modelo le sustituiría, ¿un Datsun?, no suena prometedor.

 

Sin dudas en un círculo vicioso, de fabricación – venta/cliente – seguridad – regulaciones gubernamentales, y este tema si bien no nos toca de manera directa, si nos hace revalorar el invertir un poco más en el desarrollo tecnológico de seguridad, nadie está exento de accidentes, pero con un buen vehículo podemos amortizar las repercusiones que pueden ser hasta la muerte.

Relacionadas

Le otorgan el Top Safety Pick+ por parte del IIHS.

Hace 8 años

Ha sido presentado en el Autoshow de Moscú 2014. 

Hace 8 años

Kurt Busch tuvo mala suerte en las prácticas del día de hoy y sufrió un fuerte accidente, afortunadamente sin consecuencias mayores.

Hace 8 años