MINI Cabrio 2016

Hoy conoceremos un poco mejor al nuevo Mini Cabrio 2016, un modelo que llega a los concesionarios ...
10/03/2016
Jose Carlos de Mier - @GPSmediaexperts Jose Carlos de Mier

El nuevo MINI Cabrio no pierde esa esencia a la que ya nos tiene acostumbrados este modelo, pero se puede decir que en esta nueva generación, este Cabrio, es un auto diferente, ya que entre otras cosas mide 98 milímetros más de largo, 44 milímetros más de ancho y 1 milímetro más alto que su antecesor.

 

MINI pretende vender entre 700 y 800 unidades de este modelo durante este mismo año y para ello la marca nos ofrece un producto impecable donde podemos destacar su nuevo aspecto exterior, el cual ha sufrido una gran evolución con respecto a su antecesor. El nuevo Cabrio adopta las nuevas ópticas delanteras y traseras de la familia F56, que son más acordes con un coche más grande como es este. Manteniendo la capota cerrada, mantiene un aspecto muy cercano al del modelo de tres puertas, algo que nos gusta bastante.

 

Con una distancia entre ejes 28 milímetros superior a su antecesor, este modelo 2016 gana en aplomo y estabilidad en carretera. Este aumento de tamaño también le permite disponer de un interior más amplio y confortable tanto en las plazas delanteras, dispone de 10 milímetros más de espacio para las piernas, como en las traseras, que también cuentan con 36 milímetros más. Muy importante es el espacio de su maletero, ya que se ha conseguido al recurrir a la capota de lona reforzada con estructura portante, que este sea igual al del modelo de tres puertas, con 215 litros con la capota cerrada y 160 con ella abierta.

 

Esto supone según Mini, un aumento de la capacidad de un 25% respecto a su antecesor, además dispone de un sistema llamado Easy-Load que, moviendo dos soportes manuales en el compartimento del maletero, permite obtener una boca de carga más amplia para meter objetos voluminosos. Su capota se puede accionar en marcha, con una velocidad de hasta 30 kilómetros por hora. Se abren y se cierran la capota y las ventanillas laterales en 18 segundos y también se puede abrir o cerrar la capota mediante el mando de apertura remota.

 

Una vez abierta, esta se recoge justo detrás de las plazas posteriores, quedando visible a la vista, dando a este modelo un aspecto muy elegante, ya que han desaparecido los arcos antivuelco quedando ahora integrados en el perfil posterior de la carrocería, activandose de forma automática en caso de que el coche detecte que estamos sufriendo un accidente.

 

La capota de lona también se puede abrir en dos fases, una primera en la que el segmento situado encima de las plazas delanteras se recoge sobre la propia estructura dejando 40 centímetros de apertura, o bien recogerla completamente y "esconderla" detrás de las plazas posteriores. la capota con imagen tejida especial de la bandera Union Jack, una opción bonita, elegante y novedosa que supone un desembolso de 650 euros.

 

El chasis también se ha reforzado para mantener el nivel de rigidez necesario al haber perdido el techo. Además incorpora algunas tecnologías que antes no estaban disponibles. Entre las tecnologías opcionales disponibles, destacan algunos elementos como los faros LED adaptativos, el MINI Head-Up-Display, el sistema de aparcamiento asistido, el control de velocidad de crucero adaptativo, la advertencia de la presencia de peatones con función de inicio de frenado o el asistente de luces de carretera automática.

 

Este también cuenta con el sistema Journey Mate con radar de tráfico en tiempo real y advertencia de lluvia. Este sistema integrado dentro del paquete MINI Connected, mediante conexión a Internet tiene información sobre si va a llover en la ruta que estamos haciendo o en la que tenemos marcada en el navegador.

 

En el apartado mecánico y dependiendo del mercado donde se comercialice, el nuevo Cabrio 2016 contará con un total de tres motores de gasolina y dos diesel. En gasolina encontramos tres motores turboalimentados, empezando por el ONE con un 1.2 de 102 caballos, al que le sigue el Cooper con el tricilíndrico 1.5 de 136 caballos. El tope de gama es el Cooper S, que monta el motor 2.0 de 192 caballos. Esta versión Cooper S con 192 caballos, ofrece sensaciones de coche deportivo gracias a unas excelentes prestaciones, ya que acelera de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos y alcanza 230 km/h de velocidad punta

 

Si deseáis aun más potencia, tendréis que recurrir al radical Mini Cabrio John Cooper Works, modelo que equipa el mismo motor que el Cooper S pero llevado hasta los 231 caballos de potencia y con una puesta a punto de chasis y suspensiones mucho más deportiva. En diésel según el mercado se podrá elegir entre dos versiones, la Cooper D con el motor 1.5 de 116 caballos y la Cooper SD de 170 caballos. Todas las motorizaciones se combinan de serie con caja manual de seis velocidades salvo la Cooper SD, que lleva de serie la Steptronic de seis velocidades, también disponible de forma opcional en el resto de motores.

 

 

Relacionadas

Un superdeportivo de 622 caballos de fuerza que acelera de 0-60 mph en 3.5 segundos.

Hace 6 años

La nueva Mexican 500 se realizará en Mexicali, Ensenada y San Felipe a finales de septiembre.

Hace 6 años

La Fórmula 1 corre en Alemania rodeada de escepticismo hacia Pirelli, quien asegura dará buenos productos para que no pase lo de Silverstone.

Hace 6 años

Han renovado su contrato por 5 años más.

Hace 6 años