Porsche Panamera, curso de manejo en la nieve

¿Quién dice que la deportividad y la nieve no se llevan? La firma alemana realizó un curso ...
12/04/2010

Javier Fueyo

Al norte sólo queda la punta de Noruega y el Océano Ártico, al este un trozo de Rusia y unos cientos de millas al sur encontramos la línea imaginaria que delimita el círculo polar ártico. Justo ahí, donde hay más renos que habitantes, Porsche organiza el Porsche Camp 4, Panamera Snow & Ice, uno de los mejores cursos de conducción jamás creados y, para nosotros, una de las más grandes experiencias de manejo de nuestra vida, y no exageramos.

Quienes hayan visto la ahora famosa serie de TV "Camioneros del Hielo", tendrán una idea de lo que les hablamos. Allá, en aquella parte del mundo, sólo se encuentran temperaturas extremas, nevadas tan intensas que no te dejan ver más allá de unos metros al frente, una “delgada” capa de hielo sobre el lago de Pasasjärvi (como sea que eso se pronuncie en finlandés) y un color blanco predominante que puede traer mucha paz o bastante soledad, aunque para nosotros, estos terrenos cobraron otro sentido cuando los "aderezamos" con la más reciente creación de la casa de Zuffenhausen: el Gran Turismo Panamera.

La idea era aprender algo que quizá no sirva de mucho en nuestras condiciones geográficas, pero que si todo aquel que conduce un auto lo supiera, los accidentes se reducirían en gran medida y el conocimiento sobre lo que sucede al volante sería mejor valorado. Al final se trata de llevar el auto a las condiciones de tracción más extremas del mundo y ahí controlarlo como si se tratara de un videojuego. Aquí siempre vamos con el control de estabilidad desactivado y con el acelerador a fondo, dejando sólo en nuestras manos y pies aprender a reconocer una situación al límite de pérdida de adherencia en el manejo cotidiano e intentar salir a salvo de ella.

Durantes esos días, Pasasjärvi apenas estuvo cubierto por entre 30 y 50 cm de hielo en la superficie y una colección de Panamera recién salidos del horno, además de periodistas automotrices de todo el mundo y los clientes más exclusivos de la casa alemana.

 

La dinámica del curso es tan simple como aprender a controlar el auto cuando se ha perdido el control del mismo. El drifting es una de las técnicas más populares de conducción hoy en día y se reduce básicamente a controlar el descontrol. Sí, suena absurdo, pero no se trata de más que un vehículo en condiciones al límite de adherencia controlado sólo por la sensibilidad al volante de quien lo conduce.

El Porsche Camp 4, en este caso el Panamera Snow & Ice, es uno de los tantos cursos de perfeccionamiento de manejo que Porsche ofrece a todos sus clientes (incluso a quienes aún no lo sean), y así como lo es el Sport Driving School, es una excelente herramienta no sólo para conocer las maravillas de la mecánica alemana, sino también para mejorar y depurar nuestra técnica de conducción desde la perspectiva de una marca de purasangres deportivos.

Relacionadas

Un superdeportivo de 622 caballos de fuerza que acelera de 0-60 mph en 3.5 segundos.

Hace 9 años

La nueva Mexican 500 se realizará en Mexicali, Ensenada y San Felipe a finales de septiembre.

Hace 9 años

La Fórmula 1 corre en Alemania rodeada de escepticismo hacia Pirelli, quien asegura dará buenos productos para que no pase lo de Silverstone.

Hace 9 años

Han renovado su contrato por 5 años más.

Hace 9 años