Prueba de manejo: Jetta GLI 2014

Una cara conocida, pero con muchas mejoras que lo ponen al nivel de cualquier rival.

18/06/2014

Javier Garcia

El Jetta de Volkswagen se ha ubicado en el gusto de los consumidores desde hace ya muchos años y con cada nueva generación va ganando nuevos adeptos gracias a su funcionalidad y diseño. Este exitoso sedán alemán nos presenta la versión GLI 2014 y tuvimos oportunidad de manejarlo algunos días por Miami y sus alrededores.

 

Tren motriz

El motor de 2.0 litros turbocargado es capaz de generar 210 caballos de potencia y 207 libras/pie de torque, y entrega un rendimiento de combustible muy bueno y que está calculado en 24 millas por galón en ciudad y 32 en carretera. Además,  la versión que tuvimos en nuestro poder se encuentra acoplada a una caja de velocidades automática conocida como DSG y que cuenta con seis relaciones. También se puede manejar de manera semi-manual por medio de paletas detrás del motor y/o por medio de la palanca. Ahí mismo se puede elegir entre el modo “normal” y el Sport “S”.

 

Seguridad

Con muy buenas calificaciones en pruebas de choque, el Jetta se proclama como un auto bastante seguro. Elementos como las bolsas de aire laterales para los ocupantes de las plazas delanteras, cinturones de seguridad de tres puntos, luces de día y el sistema de monitoreo de la presión de los neumáticos previenen cualquier mal trago. También cobran relevancia aspectos como los controles electrónicos de estabilidad, el bloqueo electrónico del diferencial y algunos otros desarrollos que hacen que el Jetta siga siendo bien calificado.

 

Confort

La unidad que tuvimos a bien probar, estaba equipada con el sistema de audio Premium VIII con pantalla “touch”, cambiador de 6 discos compactos y 6 altavoces para completar la “fiesta”. También equipa el cable cargador de para iPhone/iPod y se puede compartir la “media” de tu teléfono o reproductor de MP3 con el sistema de audio del Jetta. El Bluetooth nos ayuda con las llamadas telefónicas y apoya así el manejo seguro. Sistemas como el control de velocidad crucero, aire acondicionado, computadora de viaje, columna de la dirección con ajustes, le hacen sentir como un auto que ha sabido ganarse un lugar en ubicaciones que antes no le pertenecían.

 

A lo anterior se le suman muchos de los controles del auto que han sido llevados al volante, asientos con inserciones de cuero en el tapizado y con muy buena sujeción para piloto y copiloto. Se distinguen con belleza propia los rines de aleación ligera y 17 pulgadas de diámetro.

Jetta GLI 2014

Sensaciones de manejo

Empezando desde la posición del asiento del conductor, la primera sensación es la de estar sentado bastante cerca del piso, lo que ayuda a la confianza y a percibir el auto con un aire de deportivismo que se agradece. El motor tiene una respuesta muy buena y la transmisión trabaja de manera notable. Los cambios hacia abajo cuando se maneja en el modo “Sport”, llegan a ser bastante “Racing” aunque a veces también desespera el hecho de que le cuesta ir a la marcha siguiente. La respuesta del propulsor es buena bajo cualquier circunstancia y el torque que entrega desde muy bajas revoluciones ayuda a sentir que se viaja a bordo de un deportivo con historia. No hay porqué preocuparse cuando se necesita adelantar algún auto ya que el poder del motor estará siempre dispuesto a entregarse sin pausa.

 

En el apartado de la dirección, se destaca el hecho de que transmite de manera perfecta. La inmediatez de reacción a cualquier pequeño movimiento que hagamos al volante es un punto más a su favor. El volante por su parte, ayuda a seguir manteniendo el espíritu de competencia gracias a su diseño moderno y atractivo. Pero ahora que hemos dejado en claro el hecho de que el motor es más que suficiente para llevar a este auto a ritmos bastante alegres, también hay que detenerlo de buena forma. Dicho lo anterior, hay que presumir el sistema de frenado que cuenta con cuatro discos y ofrece una detención rápida y efectiva del GLI. Las suspensiones han sido bien puestas a punto y, aunque puede cansar el llevar el auto en caminos con superficie irregular, en las carpetas asfálticas bien cuidadas todo queda en el olvido.

 

La posición de manejo es bastante cómoda y los controles se muestran fáciles de interpretar. En cuanto uno memoriza las funciones de los botones del volante, se puede hacer todo (bueno, casi todo) sin quitar las manos del mismo y sin perder atención a la ruta. El espacio para los ocupantes de la fila trasera es bastante bueno y, en total, caben 5 adultos al interior del Jetta sin ningún problema.

 

En conclusión

El Jetta GLI sigue siendo “muy Jetta”. Aunque pareciera que el diseño sigue siendo muy parecido al de las generaciones anteriores, la tecnología y las prestaciones son, definitivamente, de esta época. El manejo es placentero, los sistemas de seguridad son buenos y tal vez haría falta llevar a cabo una mejor insonorización de la cabina, pero nada más. El volumen de carga en el maletero es un detalle más que también se agradece. Una gran opción para el mercado americano y que con un precio final de la unidad probada de 26,455 dólares, se convierte en uno de los rivales de peso en su segmento.

Un auto ideal para las parejas jóvenes, para los solteros y para las familias pequeñas.

Relacionadas

Volkswagen haciendo crecer la expectativa.

Hace 8 años

El CrossBlue podría salir a la venta hasta el 2017.

Hace 8 años

Con un renovado estilo, sistemas de asistencia para el conductor, eficiencia optimizada en el consumo de combustible y contenido mejorado, el Jetta 2015 se prepara para su próximo debut en el Auto Show de Nueva York 2014. Este modelo rediseñado incluye nuevo estilo frontal, trasero e interior, sistema Blind Spot Detection, alerta de proximidad, sistema […]

Hace 8 años