Prueba de manejo: Mazda6, pura vida

“Cuando un conductor logra un sentido de unidad con su automóvil, puede experimentar algo diferente y lograr ...
18/12/2019
Roger Rivero

“Cuando un conductor logra un sentido de unidad con su automóvil, puede experimentar algo diferente y lograr algo extraordinario” asevera un material publicitario de Mazda, que abunda sobre el nuevo eslogan corporativo de la compañía: “Feel alive” o siéntete vivo. Se agradece que Mazda aún quiere mantener viva la empatía “auto-conductor”, esa cofradía que no todos llegan a admirar.

Los que lo hacen, aprecian vehículos con manejo receptivo y aceleración potente, esos que muchas veces calificamos como: “divertidos de conducir”. El Mazda6, es uno de esos.

Por fuera y por dentro

El estilo exterior, sobre todo el de los sedanes, es un elemento importante a la hora de atraer a compradores. Los interesados en el Mazda6 no se sentirán decepcionados, pues es este un sedán de excelente porte, atractivo, con acabado pulido y un conjunto de parrilla delantera y faros especialmente llamativo. Me atrevería a afirmar que este es quizás el auto mejor parecido por debajo de los $40,000 dólares.

El Mazda6 hace que sea fácil ponerse cómodo al volante. La cabina limpiamente esculpida puede parecer austera a primera vista, pero es discreta y de buen gusto. Los detalles cosidos y las superficies acolchadas en la parte superior del tablero, los paneles de las puertas y la consola central se suman al atractivo. El nivel de acabado y la calidad de los materiales es impresionante por el precio de este auto.

El asiento trasero tiene excelente espacio para los más altos, pero la extensión para las piernas si bien no llega a ser escasa con 38.7 pulgadas, si es menor que el de algunos competidores.

Equipo y seguridad

Incorpora seguridad activa que incluye frenado automático de emergencia, control de carril activo, monitores de punto ciego y control de crucero adaptativo. Una cámara de vista trasera es también estándar, estando disponible una de 360 grados para los equipamientos superiores. Es un buen equipamiento, pero la compatibilidad de Apple CarPlay y Android Auto no está incluida en las versiones base, algo que nos parece injusto.

La pantalla de info-entretenimiento Mazda Connect de 8 pulgadas se ve algo pequeña pero sus características y funciones son excelentes.

El sistema se puede controlar de tres maneras: pantalla táctil (el automóvil no se mueve), un controlador con botones de menú en la consola central al estilo de algunos autos alemanes o mediante comandos de voz. Mazda cree firmemente que, mientras conduce, un conductor debe concentrarse en la tarea en cuestión. Aunque resulte algo incomodo, es imposible no estar de acuerdo con el fabricante.

Carretera y gasolinera

Estándar en las versiones Sport y Touring es un cuatro cilindros y 2.5 litros que genera 187 HP. Las otras versiones tienen unos cuatro cilindros turboalimentados de 2.5 litros de 227 o 250 caballos de fuerza, dependiendo del tipo de gasolina que use. Todos los modelos vienen con transmisión automática de seis velocidades. La transmisión manual disponible anteriormente ha sido descontinuada.

Ambos motores son capaces, y entregan potencia suficiente, aunque el motor turbo alimentado se siente más enérgico y ofrece una aceleración más brillante. La respuesta de la dirección es rápida, con un toque de retroalimentación que transmite precisión y control, con inclinación del cuerpo en las esquinas bastante controlado.

El paseo es compuesto, y el auto absorbe con elegancia saltos y baches de la carretera. La cabina se siente sólida y silenciosa, y creo que este es uno de los autos más tranquilos en la clase de sedán mediano.

En la gasolinera

Son 26 mpg (millas por galón) en la ciudad y 35 mpg en la carretera para un promedio de 30 mpg o 7.84 litros cada 100 km. Con el motor turbo alimentado, la economía de combustible baja a 23 mpg en ciudad y 31 mpg en carretera para un promedio de 27 mpg que son 8.71 l/100km. Todas esas estimaciones están a la par del consumo de muchos de sus rivales.

Mazda ofrece el Mazda6 en cinco niveles de equipamiento: Sport, Touring, Grand Touring, Grand Touring Reserve y Signature. El más barato, el Sport, comienza en los $23,800 y viene bien provisto de prestaciones de seguridad por ese precio. Nuestra recomendación sería un Grand Touring que comienza en los $29,500 dólares.

Rivales

Hay poblada compañía en este segmento, aunque algunos como el Ford Fusion o Chevy Malibu ya van quedando en las páginas del recuerdo. Los más encarnizados competidores son el Toyota Camry, Honda Accord y Nissan Altima. Otros más son: Subaru Legacy, VW Passat, Kia Optima o Hyundai Sonata.

El manejo preciso y una opción de motor con turbocompresor ayudan a hacer del Mazda6 una de las entradas más animadas en los autos medianos. Cómodo por dentro y deportivo por fuera, es una gran elección.

Aunque las valoraciones son siempre subjetivas, el Mazda6 podría ser incluso considerado como un automóvil premium, pero lo que pocos se atreverán a rebatir es que este auto tiene un estilo que lo distingue de sus contrincantes.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

Relacionadas

Un superdeportivo de 622 caballos de fuerza que acelera de 0-60 mph en 3.5 segundos.

Hace 7 años

La nueva Mexican 500 se realizará en Mexicali, Ensenada y San Felipe a finales de septiembre.

Hace 7 años

La Fórmula 1 corre en Alemania rodeada de escepticismo hacia Pirelli, quien asegura dará buenos productos para que no pase lo de Silverstone.

Hace 7 años

Han renovado su contrato por 5 años más.

Hace 7 años