Prueba de manejo: Toyota Corolla 2020, en busca de rivales

Esto antes lo he dicho, pero no me importa repetirlo. El Toyota Corolla no solo es el ...
31/07/2019
Julio Alejandro Saldívar

Esto antes lo he dicho, pero no me importa repetirlo. El Toyota Corolla no solo es el auto más vendido del mundo, también es quizás, el más comprado por los hispanos al menos en Estados Unidos. Si no lo cree, pasee un domingo temprano antes de la iglesia, por un condominio con mucha presencia de gente hispana. Verá “Corollitas” de varias generaciones cual museo. Este ha sido siempre un auto sencillo, listo para hacer su trabajo sin exaltación, y con un récord de confiabilidad envidiable.

Al modelo 2020 llegamos con un auto mucho más refinado, moderno y de mejor manejo, pero en esencia, el mismo sedán franco que te llevará de la casa al trabajo por muchos años.

Dentro y fuera del Corolla

La parrilla es nueva, así como el diseño de las luces, pero algo queda claro, este no es más que un auto económico japonés, que no se sale de la fórmula conservadora probada. En el interior la renovación ha sido más significativa. Sigue la misma táctica de los nuevos modelos del fabricante, como el RAV4. Los materiales no son de sensación premium, pero el vinilo y el plástico son generalmente suaves al tacto. Los asientos son lo suficientemente cómodos, aunque en los niveles de acabado medio no ofrecen soporte lumbar, que se puede disfrutar en los XSE y XLE.

El sistema de información y entretenimiento estándar del Toyota Corolla incluye una pantalla táctil de 7 desde donde se gestionan muchas funciones del auto, Bluetooth, un puerto USB, Apple CarPlay (no Android) reconocimiento de voz y un punto de conexión Wi-Fi incorporado vienen también de forma estándar. Todos los ajustes por encima del nivel base vienen con una pantalla de 8 pulgadas y una versión mejorada de la aplicación Entune. Las perillas físicas para el volumen de audio y la sintonización de radio también flanquean la pantalla. Directamente debajo de la pantalla hay perillas grandes y fáciles de alcanzar para los controles de clima. A pesar de las mejoras en este “infotainment” todavía hay funciones difíciles de encontrar. Mi auto de prueba venía con la información del teléfono de 3 periodistas que habían conducido el auto antes que yo. Nombres, número de teléfono y otra buena cantidad de información técnica que un hacker quizás apreciaría.

Luego de intentarlo varias veces, aún no he podido borrar mi propio teléfono, así que algún video en YouTube tendré que mirar. Esas pequeñas cosas fastidiosas que los ingenieros de Toyota nos obligan a hacer.

El Corolla 2020 viene de serie con el conjunto de características de seguridad activa y asistencia al conductor Toyota Safety Sense 2.0, que incluye advertencia de colisión frontal incluyendo detección de pasajeros, frenado automático de emergencia, control de crucero adaptativo, advertencia de cambio de carril, asistencia de mantenimiento de carril, asistencia de rastreo de carril, luces altas automáticas, y reconocimiento de señales de tráfico. Una cámara de visión trasera también es estándar. Las tecnologías de seguridad opcionales incluyen monitoreo de puntos ciegos y faros adaptativos.

En camino

El motor es un cuatro cilindros y 1.8 litros que produce 139 caballos de fuerza. A pesar del rediseño, este tren motriz es prácticamente un remanente de la generación anterior del auto. La transmisión CVT es inconsistente en la entrega de potencia y muestra un retraso en la aceleración partiendo desde cero. Los modelos deportivos SE y XSE tienen un motor de 2.0 litros con 169 caballos de fuerza y para los entusiastas Toyota les ofrece una transmisión manual de seis velocidades.

Hay una tercera opción, el Corolla LE híbrido, que importa su tren motriz del Prius: motor 1.8 litros con 121 caballos de fuerza, más un motor eléctrico. El nuevo Corolla utiliza la plataforma de arquitectura global de Toyota TNGA, que incrementa la rigidez, así como una nueva suspensión trasera “multilink”. Sin llegar a ser el más deportivo de su clase, si es indudable que la mejoría en el manejo es notable. Desafortunadamente, la compensación por el manejo deportivo es que la suspensión provoca un viaje no tan sereno, agravado por las llantas de 18 pulgadas y los neumáticos de perfil bajo del auto, que transmiten mucho ruido a la cabina. El Corolla viene en cinco niveles de equipamiento (L, LE, SE, XLE y XSE) El Corolla hatchback viene en versiones SE y XSE. Su mejor opción quizás sea un modelo SE o XSE, en cualquiera de los dos estilos de carrocería. El precio comienza en los $19,500.

El Civic es el eterno rival de este Corolla, a los que se unen el Hyundai Elantra, Mazda 3, Volkswagen Jetta o el Nissan Altima. Tanto el Mazda 3 como el Civic son más divertidos de manejar, teniendo también este ultimo mejores opciones de motor. Sin embargo, en la casilla de confiabilidad, el Corolla está entre los mejores de su clase. El Corolla no llega a estar en el tope de los sedanes compactos, pero tiene suficientes atractivos como para seguir garantizando ventas sólidas. Toyota ha hecho mucho para que el nuevo Corolla sea seguro, cómodo y conveniente, sin forzar al extremo la billetera, y esto es algo que el consumidor agradece.

Más sobre autos en: Automotriz.TV

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

Relacionadas

Un superdeportivo de 622 caballos de fuerza que acelera de 0-60 mph en 3.5 segundos.

Hace 6 años

La nueva Mexican 500 se realizará en Mexicali, Ensenada y San Felipe a finales de septiembre.

Hace 6 años

La Fórmula 1 corre en Alemania rodeada de escepticismo hacia Pirelli, quien asegura dará buenos productos para que no pase lo de Silverstone.

Hace 6 años

Han renovado su contrato por 5 años más.

Hace 6 años