Reflexiones de Sergio Marchionne en Detroit 2015

Un dilema capital.

15/01/2015

Jose Carlos De Mier - @GPSmediaexperts

La industria tiene grandes mitos empresariales. Desde el centenario Henry Ford, tanto en América como en Europa hemos disfrutado de grandes líderes más o menos carismáticos, más o menos disruptores. En la actualidad, a mí personalmente Carlos Ghosn, el todo poderoso primer ejecutivo de Nissan, me sigue pareciendo un tipo realmente misterioso y súper competente. La fusión de Renault y Nissan bajo la batuta de Ghosn es un ejemplo de integración cultural y empresarial sin parangón. Con las gestas del brasileño consolidadas, el nuevo “enfant terrible” de la industria tiene un ligero acento italiano: Sergio Marchionne, el ejecutivo ítalo canadiense que se ha propuesto salvar a la Chrysler  fusionándola con Fiat.

 

La fusión en casa va tan bien que le ha permitido lanzar la bomba que desde hace unas semanas se analiza en diferentes foros: hay lugar para más fusiones, la industria tiene que consolidarse, reta el ingeniero Marchionne. Ataviado con su suéter azul marino muy oscuro que le ha hecho famoso enfrentó a la prensa mundial en solitario. Había tres sillas en la mesa y unos minutos antes retiraron dos de ellas para darle todo el espacio al carismático líder en un simbólico gesto. Con la voz pausada, a veces rozando lo dubitativo, teóricamente repuesto tras un pequeño receso navideño, respondió como le gusta: de forma contundente.

 

“La industria no tiene la confianza de los mercados de capitales por que somos intensivos en el uso de capital y no en el aprovechamiento del mismo”, así justifica Marchione el guante lanzado al aire. “Hay lugar para consolidar y lo más responsable es hacerlo”, aunque también aseguró no estar en conversaciones. “No es una necesidad de nuestro grupo, es un tema de supervivencia para una industria que enfrenta a un cambio de paradigma. Si algo he aprendido en estos pocos año en este negocio –afirma ironizando- es que podría invertir mucho mejor el capital uniendo esfuerzos. Nuestros costos de ejecución bajarían y el beneficiado sería el consumidor”.

 


Planta de ensamblaje en Toluca, México

 

“Más allá de los egos de algunos CEO´s o de las desviaciones típicas de los que estamos dentro de una industria, debería suceder. Lo midamos en euros o en dólares, las cantidades que invertimos en conjunto podría generar mucha más confianza si uniéramos fuerzas”. Concluyó sobre el tema.

 

Interpelado por periodistas principalmente de Norteamérica, USA, Canadá y México (los italianos ya habían tenido su espacio), se mostró muy confiado en el 2015. Toda la industria ve con buenos ojos este año que acaba de comenzar. Nosotros tenemos el gran reto de llegar a 5 millones de autos y el handicap de un mercado europeo que no se va a poner más sencillo en el futuro próximo. Algunos analistas piensa que el stock de autos está creciendo demasiado, en opinión del primer ejecutivo de FCA estamos muy lejos de los excesos del 2007-2008.

 

Respecto a la normativa y la aplicación de la misma en USA en el año de los recalls masivos, Marchionne tampoco tiene pelos en la lengua. “El costo se transfiere a los consumidores” en clara referencia al cambio que muchos piden en las instituciones responsables del tema de ahora en adelante para no seguir rozando la exageración.

 

La llegada de Fiat al mercado de Norteamérica fue bastante bacheada. Un solo modelo en el portafolio complicó los números de los inversionistas. “La situación va a mejorar mucho con el lanzamiento este año del 500X – aseguró Marchionne – y el roll out de Alfa Romeo va a traer muchas alegrías a nuestros dealers”.

 


El nuevo Jeep Renegade

 

Sobre producto podemos esperar la mejor minivan nunca antes construida, así lo dijo Marchionne, con opciones de motorización eléctrica sin igual. Preocupado por el cliente, al que todos los marketeros de buena reputación, insisten en poner en el centro de sus argumentos aseguró que pueden construir cualquier vehículos, incluso camiones que cumplan con cualquier norma de emisiones, el problema será el precio y más allá si los clientes estarán dispuestos a pagarlo.

 

Muchas buenas noticias en el recién bautizado grupo FCA que en la misma conferencia anuncio la creación de mil nuevos puesto de trabajo en la planta de Melfi (Italia) donde se fabrica los ya exitosos Fiat 500X (1500 preordenes) y Jeep Renegade (que estarán presentes en 100 mercados) después de la inversión de 1 billón de euros (1.20 billones de dólares) realizada en las instalaciones. Al mismo tiempo otra gran noticia fue la cancelación del expediente de regulación de empleo que permitirá a más de 5 mil trabajadores volver a su puesto de trabajo.

 

Marchionne tuvo palabras muy cariñosas para México donde aseguró el grupo está muy complacido con el funcionamiento de las dos plantas de producción. “En los próximos 12-18 meses estaremos en disposición de anunciar buenas noticias que nos llevarán a incrementar la producción en el futuro” Se negó a concretar más.

Videogalerias Relacionadas

Relacionadas

Chrysler es la marca con más incremento.

Hace 7 años

El CEO, Sergio Marchionne, sigue con sus movimientos.

Hace 7 años

Presentado en el Autoshow de Sao Paulo.

Hace 7 años