Toyota Yaris Liftback de 5 puertas: prueba a fondo

Tras tres años entre nosotros, el pequeño Toyota Yaris se ha hecho con un lugar de relevancia ...
26/01/2009

Javier Fueyo

Con la llegada del nuevo Yaris cinco puertas, la gama del pequeño auto de Toyota puede considerarse como la más completa de su segmento. A los conocidos sedán y hatchback de tres puertas, se une ahora esta carrocería ya presente en otros mercados mundiales.

Exceptuando este hecho y el añadido de de ABS, airbags laterales y de cortina como equipo estándar y del control de crucero para el acabado Liftback –como el de la unidad probada- el Yaris 2009 es esencialmente idéntico al 2008.

Rey del consumo
El Toyota Yaris es el auto de gasolina que mejor economía de combustible tiene, salvedad hecha del diminuto smart fortwo. Con 29 mpg en ciudad y 35 en autopista, para la versión con cambio automático, la respuesta de su mecánica dista bastante de lo que uno puede presuponer en un auto tan económico. El pequeño motor VVT-i de 1.5 litros, 106 HP y 103 lb-pie sorprende con una entrega suave, pero, a la vez, no exenta de cierta alegría, que le permite pasar de 0 a 62 mph en aproximadamente 11 segundos. Quizás no resulte tan vivaz como el de su rival el Honda Fit, que hace el mismo recorrido en 1 segundo menos, pero para lo que se le exige a un modelo de sus características va más que sobrado.

En cuanto a su comportamiento en carretera, el Yaris Liftback se siente bien asentado sobre el asfalto. Con un buen agarre, los pasos por curva pueden ser, digámoslo así, divertidos. Suspensión independiente McPherson delante y barra de torsión detrás, y un tarado de amortiguación equilibrado, aseguran una respuesta sin sobresaltos. Además, absorbe sorprendentemente bien las irregularidades de la carretera. Por último, la suave dirección eléctrica transmite en todo momento lo que sucede bajo nuestras ruedas, ayudándonos a sentir más seguridad a bordo.
 
Las distancias de detención son correctas gracias a unos discos de freno delanteros y a uns tambores traseros bien calibrados y, con una aerodinámica digna de un auto con aspiraciones deportivas (0,29 de Cx), su rodar resulta confortable.

Interior bien aprovechado
Sustentado en una plataforma con una distancia entre ejes de 96.9 pulgadas, el Yaris Liftback presume de un espacio interior amplio para un modelo de sus dimensiones externas (150.6 pulgadas de longitud). Tres adultos se pueden acomodar sin dificultad en la parte trasera, aunque obviamente en trayectos largos sufrirán las consecuencias.

Como en casi todos los apartados de la vida, la selección natural hace que cada uno tenga que utilizar sus armas para sobrevivir. El Yaris recurre al ingenio para superar sus limitaciones. ¿Y qué limitaciones mayores puede tener que sus reducidas dimensiones? El pequeño modelo de Toyota las suple con éxito a base de todo un conjunto de soluciones encaminadas a aprovechar el espacio y almacenar objetos. Tres guanteras, una pléyade de huecos por todo el habitáculo y una cajuela de 25,7 pies cúbicos (el doble, por ejemplo, que la de la variante sedán) proporcionan un espacio bien funcional. Por último, asientos traseros deslizantes y reclinables (y en nuestro caso con la opción de quedar ocultos en el suelo del habitáculo), permiten jugar aún más con las dimensiones y hacer de su interior un verdadero estudio de versatilidad espacial.

Precio
Por 1,000 dólares más, si ya tienes decidido que el Yaris es tu carrito, tienes ahora la opción de contar con una carrocería de cinco puertas. Una pequeña comodidad a un precio un tanto elevado respecto a lo que se estila en el mercado. La diferencia de precio entre las versiones de tres y cinco puertas no suele llegar al millar de dólares. Aun así, si vas a utilizar tu Toyota Yaris para transportar habitualmente a más de dos personas, puede ser argumento suficiente para optar por la nueva variante. En concreto, son 13,005 dólares de MSRP a los que hay que añadir 775 más de gastos de envío. En nuestro caso y respecto a la dotación de serie, la unidad probada contaba con apertura remota y con el denominado Power Package, básicamente, una opción que permite convertir en operables eléctricamente todos aquellos elementos de accionamiento manual en Yaris base, como por ejemplo, cierre de puertas, ventanilla y retrovisores externos. A ello añade CD Player con MP3, posibilidad de conexión a radio satelital, asientos traseros deslizables, reclinables y escamoteables en el piso del habitáculo, limpiaparabrisas trasero y llantas de 15 pulgadas. El precio final ascendía a 16,449 dólares, un pequeño lujo de casi 3,000 dólares que bien merece ser estudiado.

Respecto a su competencia, el Yaris se encuentra a medio camino del Aveo5 ($12,625  de MSRP) y del Honda Fit (15,550 la versión automática). Eso sí, si deseas algo relamente barato, tanto el Hyundai Accent y el Nissan Versa cuentan con unas versiones sumamente básicas, de tres y cinco puertas, por debajo de los 10,000 dólares.

Relacionadas

Un superdeportivo de 622 caballos de fuerza que acelera de 0-60 mph en 3.5 segundos.

Hace 9 años

La nueva Mexican 500 se realizará en Mexicali, Ensenada y San Felipe a finales de septiembre.

Hace 9 años

La Fórmula 1 corre en Alemania rodeada de escepticismo hacia Pirelli, quien asegura dará buenos productos para que no pase lo de Silverstone.

Hace 9 años

Han renovado su contrato por 5 años más.

Hace 9 años