Volkswagen, conflicto legal por anomalías en motores Clean Diesel

Podría pagar 18,000 millones en multas

21/09/2015

Javier Fueyo

Cuando una automotriz desafía la ley en Estados Unidos, regularmente tiene que pagar, y Volkswagen la ha desafiado. Se trata de los motores diésel que la marca alemana Volkswagen inició a vender en USA en el año de 2008.

 

Todo bien hasta este punto, el conflicto llega cuando la marca, fabricó estos motores, los cuales requieren un gasóleo con bajo contenido en azufre (lo que por allí conocen como ultra-low-sulfur Diesel), para producir menores emisiones de óxidos de azufre (SOx); y los organismos reguladores de estos procesos limpios (La Environmental Protection Agency –EPA- y el California Air Resources Board –CARB-) sorprendieron a Volkswagen haciendo trampa con su motor 2.0 TDI Clean Diesel (140-150 CV), el cual solo cumplía con la normativa de emisiones mientras se realiza un ciclo de conducción concreto, similar al de homologación. En otras palabras, el motor solo cumple legalmente los requisitos cuando él sabe que está homologando, el resto del tiempo sus emisiones están por encima de los límites. Lo anterior es una clara violación de la Clean Air Act (CAA).

 

No se trata solo de una trampa en la homologación, tampoco en el engaño al consumidor, se trata de un conflicto más grave, un problema de salud pública.

 

Por ejemplo, la EPA ha señalado que los motores 2.0 TDI Clean Diesel pueden emitir hasta 40 veces más NOx de lo que permite la normativa, y que el fabricante, además de pagar una multa astronómica, tendrá que asegurarse que los límites se cumplen en toda circunstancia, no sólo que cuando el motor decida tomar el pelo a las autoridades con su homologación selectiva. Las principales víctimas de los NOx son los niños, ancianos y personas con problemas respiratorios.

 

El “defeat device”

La agencia EPA, puso en la mesa esta anomalía, gracias a un estudio conjunto entre la Universidad de West Virginia y el ICCT, que pone de manifiesto que existe un “defeat device”, es decir, cualquier artificio para ocultar el incumplimiento de las normativas de emisiones.

 

Volkswagen of América reconoció la anomalía, qué va a pasar ahora. El primer punto es focalizar los modelos que tienen este defecto, por decirlo de alguna manera, y son:

  • Audi A3 (MY 2009 – 2015)
  • Volkswagen Beetle (MY 2009 – 2015)
  • Volkswagen Golf (MY 2009 – 2015)
  • Volkswagen Jetta (MY 2009 – 2015)
  • Volkswagen Passat (MY 2014 – 2015)

También existe un motor 3.0 V6 TDI Clean Diesel, al que la EPA no se ha referido.

 

Estamos hablando de más de 482.000 unidades; las multas en USA son aproximadamente de 37.500 dólares por vehículo (vaya haciendo sus cuentas). En qué acabará este conflicto, estamos en la antesala de saber las respuestas.

Relacionadas

Fabricado en Navarra España

Hace 6 años

Todos en Estados Unidos.

Hace 6 años

Focus, C-MAX y Escape son los afectados.

Hace 6 años

VW Phaeton rediseñado para compradores en China.

Hace 6 años