Prueba de manejo: Subaru XV

Este modelo ofrece versatilidad para el uso diario y facilidad de manejo

04/09/2014

Javier Garcia

Subaru XV es un de los SUV más nuevos de la marca, con el lenguaje de diseño que usan por ejemplo el Impreza y Forester, pero en el caso de XV el enfoque es familiar y citadino, con un espacio para pasajeros y de carga realmente sobresaliente. Además, y como ya es una característica el sistema de tracción es All Wheel Drive que brinda al usuario mucha confianza de manejo.

 

Mecánica

El motor es un bloque bóxer de cuatro cilindros opuestos, 2.0 litros el cual genera 148 hp y un torque de 145 lb/pie asociado a una caja de cambios CVT (en Estados Unidos existe opción manual de 5 marchas). La tracción de XV es la reconocida Symmetrical AWD que reparte la potencia del motor a las cuatro ruedas y se apoya en el control de tracción dinámico.

 

Comodidad

En cuanto a las dimensiones el XV cuenta con 172.2 de largo, 70.1 de ancho y 63.5 pulgadas de alto, esto se refleja en el espacio interior, apto para 5 adultos sin sacrificar el espacio de carga que se queda en 22.3 pies cúbicos y puede incrementarse al abatir los asientos traseros hasta los 51.9 pies cúbicos.

Los interiores cuentan con vestiduras en piel, material que también está presente en volante y palanca de cambios, la ergonomía es buena y apta para estar cómodo en un viaje largo mientras que los instrumentos del tablero tal vez pecan de simpleza y de un diseño un tanto antiguo, aunque no dejan de ser funcionales y tener lo necesario.

 

El manejo

La idea central del XV es la comodidad y se aleja mucho de aquel espíritu de la marca de un sentir deportivo, la suspensión es suave y puede filtrar toda imperfección del camino pero también causa movimientos laterales cuando buscamos tomar una curva rápido, los frenos también tienen un tacto suave al igual que la dirección, estos puntos se agradecen en la maniobrabilidad citadina pero no tanto en manejo dinámico.

 

En la ciudad la posición de manejo elevada permite tener un campo periférico muy adecuado de visión y esto es ayudado por la cámara de reversa. En la carretera a una velocidad normal el XV cuenta con buena estabilidad y destaca el poco ruido que se filtra al interior. La tracción AWD sin duda hace maravillas en cuanto al manejo ya que puede “corregir” errores de conducción o desniveles del camino.

Subaru XV no tiene mucha potencia ni la necesita para el segmento al que va dirigido pero tal vez debería existir una versión con un gusto más deportivo como pasa con el modelo Forester, además la caja CVT que si bien es buena en uso común, en la carretera y en recuperación de velocidad nos deja esperando por más.

 

Conclusión

El modelo XV es una gran opción de vehículo de uso diario con una excelente movilidad y espacio para toda la familia con un diseño atractivo, pero no esperemos un desempeño deportivo.

 

Precios (al mes de septiembre de 2014, según la  marca)

México comienza en 336,500 pesos
Estados Unidos comienza en 21,995 dólares

Relacionadas

Va por el sexto año consecutivo de récords.

Hace 7 años