Ford Edge con nueva tecnología en el sistema de dirección

Redefiniendo el concepto de dirección asistida.

21/09/2015

Javier Fueyo

La dirección adaptiva de Ford hace que sea más fácil para los conductores maniobrar a un vehículo a baja velocidad, al mismo tiempo que hace al vehículo ser más divertido de conducir y ágil a altas velocidades. La dirección adaptiva será estándar en el Edge Sport y disponible en el Edge Titanium.

 

"Lo primero y más importante, es que todos los productos de Ford Motor Company tienen que ofrecer una gran experiencia de conducción," dijo Raj Nair, vicepresidente del grupo Ford, de Desarrollo Global de Productos. "Esta nueva tecnología de dirección puede ayudar a que los vehículos sean fáciles de maniobrar y divertidos de conducir."

 

La dirección adaptiva cambia la relación entre las acciones del conductor en el volante – el número de vueltas – y cuánto giran las ruedas delanteras. En vehículos sin la tecnología, esta es una relación de dirección fija. Con la dirección adaptiva, la relación cambia continuamente con la velocidad del vehículo, optimizando la respuesta de la dirección en todas las condiciones.

 

A velocidades más bajas, tales como cuando se entra en un espacio de estacionamiento o se maniobra en espacios reducidos, se necesitan menos vueltas del volante. La dirección adaptiva hace al vehículo más ágil y más fácil de girar, ya que marca más de dirección a la rueda de carretera.

 

A velocidades de autopista, el sistema optimiza la respuesta de la dirección, permitiendo que el vehículo reaccione más suavemente a cada entrada de dirección.

 

El sistema – creado en colaboración con ingenieros de TKAG, proveedor de la industria automotriz con sede en Alemania – utiliza un actuador de precisión controlada colocado en el volante, y no requiere el cambio al sistema de dirección tradicional de un vehículo.

 

El actuador – un sistema de motor y engranaje eléctrico – esencialmente puede añadir o restar de los movimientos del volante del conductor. El resultado es una mejor experiencia de conducción a todas las velocidades, independientemente del tamaño del vehículo o la clase.

 

Después de su estreno en el Edge 2016, la dirección adaptiva estará disponible para otros vehículos de Ford y Lincoln en el futuro. También se está introduciendo en Europa, inicialmente en el Ford S-MAX y el Galaxy.

 

Relacionadas

Un recorrido desde 1964 y hasta el día de hoy.

Hace 5 años

Atrévete a conocerlos

Hace 6 años