Jeep lanza el Gladiator, la esperada pick up sobre los cimientos del Wrangler

Era un secreto a voces que Jeep presentaría antes de 2020 una nueva pick up edificada sobre ...
28/11/2018


Era un secreto a voces que Jeep presentaría antes de 2020 una nueva pick up edificada sobre la base del Wrangler JL, un modelo con el que pretendían recuperar la esencia de aquellas históricas pickups de Jeep que llevaban más de 20 años sin dejarse ver. Lo que no estaba tan claro era el nombre comercial del vehículo. Finalmente se desveló el misterio en el Salón de Los Ángeles (en realidad, ya hubo filtraciones desde la semana anterior): Jeep ha decidido recuperar un nombre mítico, el Gladiator, una denominación que ya utilizó para llamar a una gama de pick ups que fue construido entre 1961 y 1972 y que posteriormente sería conocida como J Series.

 

La decisión parece haber sorprendido a propios y extraños, pues muchos expertos en la marca Jeep consideraban evidente que Scrambler sería el nombre comercial del renacido producto. Finalmente, Jeep se inclinó por una designación comercial que evoca dureza, resistencia y fortaleza, precisamente las cualidades por las que quiere que su nueva pick up sea reconocida.

 

Por lo demás pocas sorpresas más en cuanto a configuraciones, motor, bastidor, tecnología, diseño, etc. El Gladiator es un Wrangler con caja. Sí que llama la atención el énfasis puesto en la funcionalidad y la utilidad, puesto que el Gladiator 2020 es un vehículo atestado de elementos prácticos orientados al uso diaria y el t

 

En principio, y a falta de precios, el Jeep Gladiator 2020 está disponible en 4 acabados diferentes: Sport, Sport S+, Overland y Rubicon y será construido en Toledo, Ohio. La fecha prevista de llegada a los concesionarios Jeep se sitúa en torno al segundo trimestre de 2019.

 

Imagen externa

Innegablemente, el Jeep Gladiator parece un Wrangler: robusto, cuadrado y con rasgos estéticos procedentes del legendario SUV. Así, en primer lugar, presume de la misma parrilla de siete ranuras, aunque estas han sido levemente ensanchadas para aumentar el flujo de aire en el motor, ahora más exigido por tratarse de una pick up, en la que la capacidad para el trabajo diario, para remolcar y transportar la carga se revela como esencial. En segundo lugar, el diseño de faros circulares delante y cuadrados detrás es otro de los puntos de unión con el todoterreno. Y, por último, idéntico parabrisas abatible con los cuatro ganchos de bloqueo ubicados en la parte alta del marco para facilitar su plegado y la misma barra transversal delantera que conecta los pilares A y que queda fija, incluso con el parabrisas abatido, para permitir que el retrovisor siga siempre en su sitio.

 

 

Obviamente el elemento diferenciador de este Gladiator es su caja, un auténtico ejercicio de funcionalidad y utilidad. Así cuenta con iluminación bajo los raíles, con una fuente de alimentación externa cubierta (400W 115 voltios y enchufe de tres clavijas) y amarres integrados. El opcional sistema de gestión de la carga Trail Rail, habitual en Jeep, viene a proporcionar más alternativas a los propietarios para transportar sus cosas.

 

Para no sacrificar espacio, el soporte de la rueda de repuesto se localiza bajo la caja, detrás del eje trasero, y puede alojar neumáticos de hasta 35 pulgadas.

 

 

Al igual que en el Wrangler, existen varios combinaciones de techos que refuerzan la imagen de un vehículo para circular al aire libre del Gladiator. Una capota blanda, denominada Sunrider, muestra un sencillo mecanismo de apertura y ayuda a reducir el ruido provocado por el viento. Con ella en la posición intermedia o completamente abierta se puede acceder fácilmente al interior. Dispone de varias sujeciones que se deslizan por un rail para simplificar la retirada del cristal trasero.

 

Los Gladiator Overland y Rubicon comparten un opcional techo duro en tres piezas del color de la carrocería. Existe también otra opción de techo duro negro, también en tres piezas, disponible para todos los acabados. Los paneles modulares Freedom y los cierres mejorados facilitan la operación de desmontaje e instalación de los techos. Todos ellos, además, cuentan con una ventana trasera que se desliza de forma manual.

 

 

Interior

El interior del nuevo Jeep Gladiator 2020 combina estilo, versatilidad, confort e intuición.

 

La consola central no puede negar su herencia Jeep y presenta un diseño limpio y de líneas esculpidas que complementa al del tablero de instrumentos. En función de la versión del Gladiator del que se trate luce un acabado diferente. En el panel de instrumentos, elementos funcionales como los mandos de control del climatizador y del volumen, los puertos USB o el botón del sistema Stop Start (ESS) están diseñados para que se reconozcan rápidamente y se pueden alcanzar sin esfuerzo desde las posiciones delanteras. Las rejillas circulares del sistema HVAC (Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado) están rodeadas por un borde de cromo platino que le confiere una apariencia premium y robusta al mismo tiempo.

 

La consola central es un claro ejemplo de la intención funcional y versátil que ha inspirado a este Gladiator, sin olvidarse de detalles elegantes como los acentos de metal plateado. En ella se sitúa el selector del cambio y de la caja de transferencia y el freno de mano.

 

Los asientos de tela o con contornos de cuero presentan marcadas costuras y disponen de reglajes para ajustar el agarre lateral y el soporte lumbar. Otros elementos destinados al confort como asientos delanteros y volante con calefacción también están disponibles como opción.

 

 

Los asientos traseros son exclusivos del Gladiator. Están fabricados con materiales de alta calidad y desprenden una imagen atlética sin sacrificar agarre y confort. Además, la segunda fila de asientos de la cabina del Gladiator presume del mayor espacio para piernas del segmento y de un diseño único con cerradura que permite guardar de manera segura objetos bajo los asientos. Pueden plegarse y configurarse de varias maneras, incluso añadir unos prácticos contenedores con separadores. Todo ello en conjunto multiplica las opciones para transportar enseres al servicio de sus propietarios. La parte cabina de la trasera está iluminada por LED, facilitando la tarea de colocación de objetos.

 

Al igual que vimos en el Wrangler, los paneles de las puertas del conductor y pasajero, revestidos en vinilo, resultan suaves al tacto. Las manijas Lift-Assist bajo los reposabrazos de las puertas presentan un diseño pull-cup que facilita el desmontaje de las puertas. Entre los elementos de confort destaca el sistema de entrada pasiva con acceso remoto.

 

El panel de instrumentos luce una pantalla de 3.5 pulgadas o una opcional de 7 pulgadas LED con transistor de película fina (TFT, por sus siglas en inglés). La pantalla LED de 7 pulgadas permite al conductor configurar la información visualizada en más de 100 maneras distintas, incluyendo la música, el control de la presión de los neumáticos, la alerta de presión baja y el indicador digital de la velocidad. Los botones integrados en el volante permiten controlar el sistema de audio, la voz y las funciones de velocidad sin despegar las manos del volante.

 

Desde la pantalla táctil de 7.0 u 8.4 pulgadas, colocada en una posición prominente de la consola central, se maneja el sistema de infoentretenimiento Uconnect. La cuarta generación de este sistema recibe mejoras en la interfaz de usuario, el rendimiento del sistema con una velocidad de arranque más rápida y la resolución de pantalla. Justo debajo de la pantalla se encuentran elementos funcionales como los controladores del climatizador y del volumen y los puertos de conectividad. Una pantalla táctil de 5 pulgadas viene de serie en el Gladiator Sport.

 

Exclusiva en el Gladiator Rubicon, una cámara delantera offroad permite visualizar los obstáculos que hay sobre el terreno. Encajada en la ranura central de la parrilla de siete ranuras característica de Jeep, puede controlarse desde las Off Road Pages del Uconnect.

 

Dos puertos USB y uno USB-C en la parte delantera y otros dos al alcance de los ocupantes traseros se conectan al centro “multimedia”. Una toma de tres clavijas y 115 voltios para enchufar aparatos eléctricos está disponible como opción.

 

Entre las mejoras del sistema de audio figuran un subwoofer y una bocina portátil inalámbrica ubicados bajo el asiento trasero. Luces LED en los paneles interiores iluminan el espacio destinado a almacenaje y la estación de carga para la bocina inalámbrica. Una red en la parte izquierda de la pared trasera de la cabina proporciona espacio adicional para almacenaje en el caso de que el Gladiator esté equipado con el subwoofer y la bocina inalámbrica.

 

Opciones mecánicas

Ya sabemos que, en el momento del lanzamiento, en el primer trimestre de 2019 habrá un único motor de gasolina, el conocido Pentastar V-6 de 3.6 litros, y que, en 2020 se añadirá a la gama un eficiente EcoDiesel V6 de 3 litros y 260 caballos y 442 lb-pie de torque,

 

El Pentastar V-6 de 3.6 litros, rinde 285 hp y 260 lb-pie de torque y es el mismo motor que anima al Jeep Wrangler. La transmisión manual de 6 velocidades será la estándar en todos los modelos equipados con esta mecánica, aunque se podrá optar por un cambio automático de 8 velocidades, con dos relaciones de sobremarcha para mejorar la economía de combustible en carretera. En este aspecto la tecnología ESS (Engine Stop-Start), de serie y que también hemos visto en el Wrangler, desempeñará un papel importante. No disponemos aún de cifras oficiales acerca del consumo de combustible de este modelo.

Capacidades offroad

El nuevo Gladiator 2020 está disponible en dos avanzados sistemas 4×4 en función del nivel de acabado del que se trate. Así, el conocido sistema Command-Trac 4×4, de serie en las versiones Gladiator Sport y Overland, se combina con una caja de transferencia de 2 velocidades con relación final de 2.72:1 para la reductora y con la tercera generación de ejes rígidos Dana delanteros y traseros con una relación de 3.73 para el eje trasero. Un diferencial trasero de deslizamiento limitado Trac–Lok, que supuestamente proporciona torque extra y más agarre en situaciones de baja adherencia o terreno resbaladizo, viene a completar el detalle de componentes mecánicos de estas versiones.

 

En lo que respecta al Gladiator Rubicon, está equipado por el sistema Rock-Trac 4×4 acompañado por la tercera generación de ejes delanteros y traseros de alto rendimiento Dana 44, y una reductora con relación final de 4:1. También de serie, el Rubicon cuenta con diferenciales con bloqueo electrónico Tru-Lok y una barra estabilizadora desconectable electrónicamente

 

Con la transmisión manual estándar de 6 marchas, el Gladiator Rubicon consigue una relación de ascenso (crawl ratio) de 84.2:1, mientras que con la automática de 8 relaciones logra un crawl ratio de 77.2:1.

 

Trail Rated

Todos los Gladiator exhiben la insignia “Trail Rated” que certifica una capacidad 4×4 legendaria gracias a elementos como los siguientes:

  • Los ya mencionados sistemas 4×4 Command-Trac y Rock-Trac
  • Protector de cárter y ganchos de remolque delanteros y traseros
  • defensa trasera todoterreno de alta resistencia y una opcional defensa con soporte para winch y tapas extraíbles en el Rubicon
  • Ángulos de aproximación de 43.6 grados, ventral de 20.3 y de salida de 26, y una distancia al suelo de 11.1 pulgadas
  • Rines todoterreno de 17 pulgadas; la versión Rubicon cuenta con neumáticos de serie de 33 pulgadas
  • Hasta 30 pulgadas de altura de vadeo

 

Bastidor y suspensiones

Como no podía ser de otra manera, el nuevo Jeep Gladiator recurre a una configuración de chasis y a un esquema de suspensiones ya clásico en modelos Jeep: bastidor de largueros y travesaños y suspensiones delanteras y traseras de cinco brazos. Según Jeep, la combinación de ambos proporciona buenas dinámicas de marcha, mayor protección para los ocupantes, las mejores capacidades de carga (hasta 1600 libras y de remolque (hasta 7,500 lb) de su segmento y una eficacia todoterreno sin igual en su mercado.

 

El bastidor del Gladiator cuenta con un cuadro de acero liviano y de alta resistencia, 31 pulgadas más largo que el Wrangler de 4 puertas. La distancia entre ejes también es 19.4 pulgadas mayor, algo que, junto con la ubicación del centro de la caja justo por detrás de la línea central del eje trasero, repercute en una adecuada distribución del peso, en un mayor confort de marcha y confianza cuando se transportan objetos en la caja.

 

En la caja, cuatro travesaños refuerzan el piso de carga, mientras que la puerta trasera de aluminio cuenta con tres posiciones de apertura y amortiguación.

 

Con el objeto de proteger componentes críticos –el tanque de combustible, la caja de transferencia o el cárter de aceite de la transmisión automática- el Gladiator cubrecárter, y varias placas y barras protectoras. Las versiones Rubicon se benefician, además, de la instalación de raíles para rocas laterales fabricados en acero tubular de gran calibre para mitigar el posible daño causado a la carrocería cuando se transita por pistas todoterreno. Esta versión también exhibe unos exclusivos raíles para rocas en las cuatro esquinas de la caja.

 

 

El uso de cierres de aluminio ligero de alta resistencia -incluyendo puertas, bisagras, capó, salpicaderas, marco del parabrisas y puerta trasera- ayuda a reducir el peso y estimula la economía de combustible. El equipo de ingeniería de Jeep también ha rebajado el peso mediante la incorporación de barras estabilizadoras y de guiado huecas, y de soportes del motor y engranajes de la dirección fabricados en aluminio.

 

El Jeep Gladiator utiliza la acreditada configuración de suspensión de 5 brazos, estando la delantera formada por un brazo de control lateral y cuatro brazos de control longitudinal. Barras de guiado de anchura total, fabricadas en acero forjado, controlan el movimiento lateral del eje con un mínimo cambio de ángulo durante todo el recorrido de la suspensión

 

La suspensión de cinco brazos trasera, un elemento exclusivo más del Gladiator, está integrada por dos brazos superiores y dos inferiores para control longitudinal, en acero forjado, y una barra de guiado para control transversal del eje. Los brazos de control están localizados por debajo de los raíles del chasis, mientras que los amortiguadores traseros están orientados hacia adelante para proporcionar amortiguación consistente, confort de marcha y mejor gestión de la carga.

 

Los amortiguadores han sido adaptados para proporcionar un comportamiento balanceado entre conducción en carretera, ya sea con carga o sin ella, y eficacia todoterreno. El confort de marcha, el control del balanceo de la carrocería, las dinámicas de manejo y las capacidades de carga y remolque mejoran significativamente con la ayuda de unos nuevos ajustes de la amortiguación, de los puntos duros del chasis y de los montajes de la suspensión.

 

 

Seguridad y tecnología

El nuevo Jeep Gladiator 2020 dispone de más de 80 componentes de seguridad activa y pasiva, entre los que se incluyen sistema de monitoreo de punto ciego, detección de tráfico que cruza (Rear Cross Path), cámara todoterreno delantera, cámara trasera ParkView con líneas de cuadrícula dinámicas, control de crucero adaptativo y control electrónico de estabilidad (ESC, por sus siglas en inglés) con mitigación electrónica antivuelco.

 

Al igual que ya vimos en el Wrangler, la cuarta generación del sistema está disponible en tres versiones 5.0, 7.0, y 8.4NAV, las dos últimas compatibles con Apple CarPlay y Android Auto.

Relacionadas

Un superdeportivo de 622 caballos de fuerza que acelera de 0-60 mph en 3.5 segundos.

Hace 5 años

La nueva Mexican 500 se realizará en Mexicali, Ensenada y San Felipe a finales de septiembre.

Hace 5 años

La Fórmula 1 corre en Alemania rodeada de escepticismo hacia Pirelli, quien asegura dará buenos productos para que no pase lo de Silverstone.

Hace 5 años

Han renovado su contrato por 5 años más.

Hace 5 años