Limusina Mercedes S600, a prueba de bombas

Mercedes conmemora sus 80 años en el mundo del blindaje con esta limusina basada en el sedán ...
28/09/2008


Con 200 pulgadas de longitud y el lujo de una suite de cualquiera de los hoteles más exclusivos del mundo, esta extravagante limusina es capaz de resistir no sólo impacto de balas, también de granadas. El Mercedes S600 Pullman Guard es una auténtica y majestuosa fortaleza rodante.

Para dar lugar a este lujoso “panzer”, la carrocería del Mercedes S600, además de ampliada, ha sido protegida con un nivel homologado de blindaje B6/B7, que traducido a nuestro idioma significa que este modelo puede soportar el impacto de balas de pistolas, rifles, incluso la metralla procedente de la deflagración de granadas u otros explosivos.

Otras zonas de este bunker de lujo que han sido protegidas con especial esmero han sido el depósito de gasolina, que cuenta con un dispositivo autosellante, espejos retrovisores y tiradores de las puertas, que cuentan también con un blindaje similar al utilizado en la carrocería.

Los cristales tienen un grosor de 54 mm (2.13 pulgadas). Y, por si fuera poca la seguridad, en caso de incendio, este Mercedes S600 Pullman Guard dispone de un sistema que extingue el fuego en un instante. La tecnología runflat está presente en los neumáticos (podemos recorrer diversos kilómetros aunque los neumáticos estén ponchados o balaceados).

Como en un hotel de lujo
La seguridad no es el único apartado que se cuida con especial atención en el S600 Pullman Guard. Sus exclusivos y selectos ocupantes se sentirán como en la suite de un hotel de cinco o más estrellas. La parte trasera del habitáculo, la cual es totalmente independiente de los asientos delanteros, tiene cuatro asientos. Éstos se colocan en configuración 2+2, pero unos colocados en frente de los otros, de tal forma que sus viajeros pueden entablar una reunión de negocios o degustar caviar, champagne y demás productos delicatessen. No podían, por supuesto, olvidarse de materiales nobles como la madera y el cuero, repartidos por todo el interior. Si tanto elemento ostentoso nos aburre, podemos entretenernos viendo una película en su enorme pantalla de TV de 19 pulgadas.

Para mover a esta limusina de lujo, el fabricante alemán recurre al motor V12 de 5,5 litros de cilindrada y 517 HP del Mercedes S600 sedán.

El precio es una de las incógnitas que Mercedes aún no ha develado, pero seguro que estará muy por encima de los 145,325 dólares que cuesta el sedán S600 en nuestro país.

Relacionadas

Un superdeportivo de 622 caballos de fuerza que acelera de 0-60 mph en 3.5 segundos.

Hace 6 años

La nueva Mexican 500 se realizará en Mexicali, Ensenada y San Felipe a finales de septiembre.

Hace 6 años

La Fórmula 1 corre en Alemania rodeada de escepticismo hacia Pirelli, quien asegura dará buenos productos para que no pase lo de Silverstone.

Hace 6 años

Han renovado su contrato por 5 años más.

Hace 6 años