Llega a México el nuevo Mini Countryman

Mini ha dejado en claro sus intenciones de aumentar su presencia y explorar nuevos caminos para ofrecer ...
03/02/2011
Javier Fueyo

Mini presentó el día de hoy para México al nuevo integrante de la familia de nombre Countryman, una variante del afamado auto con un claro crecimiento en cuanto a dimensiones se refiere.

El anterior se suma al ya existente abanico de modelos en donde se incluye el legendario Mini, el Clubman y la versión convertible; todos manteniendo prácticamente intacta la base que les daba vida.

Este nuevo modelo en cambio, corta de tajo las tendencias anteriores y presenta una interpretación muy personal de una SUV con tendencias retro e imagen Mini. El Countryman presenta entonces una plataforma recalculada que da cabida a cuatro pasajeros con cerca de 411 cm de largo y por consiguiente un aumento considerable en la distancia entre ejes, en el largo y en el ancho.

Pese a su semejanza estética con el modelo original, este nuevo modelo incorpora un nuevo lenguaje radicalmente diferente sin dejar de ser Mini. Faros, parrilla, cofre, calaveras y por supuesto la trasera denotan un notable crecimiento que refleja sus intenciones de convertirse en el hermano mayor de la familia.

Mecánicamente, el nuevo Countryman incorpora el L4 turbo Twinscroll de 184 hp asociado tanto a una transisión manual como a una automática dependiendo del gusto del cliente. Tomando en cuenta el aumento de tamaño no es de extrañar que el auto también haya aumentado de peso, cosa que se nota desde el primer momento en el que se aplica el acelerador.

A pesar de esto, el desempeño del auto se muestra muy similar a lo que nos tienen acostumbrados la gente de Mini con una suspension firme y un andar ágil y brioso. Cuenta con tracción en las cuatro ruedas gracias al uso de un embrague multidisco de control elecromagnético.

Su calidad de marcha se puede calificar como alegre siempre y cuando el asfalto nos lo permite, de lo contrario su andar se convierte en algo nervioso y hasta cierto punto difícil para manos inexpertas con ciertos golpeteos provenientes de la suspensión. El sistema de frenos cumple cabalmente deteniendo sus casi 1,500 kilos de manera precisa y sin titubeos.

En general el auto se comporta como un auténtico Mini con su respectivo aumento de tamaño y peso, aunque habría que preguntarle a los puristas si se le puede llamar Mini a un auto que supera en tamaño la herencia por más de 41 cm.

Las versiones que se venderán en nuestro país son:

Mini Cooper S Salt – 29,400 dólares

Mini Cooper S Chilli – 33,300 dólares

Cooper Hot Chilli – 36,500 dólares

Hot Chilli All4 – 38,000 dólares

* Para las versiones con transmisión automática hay que sumar1,500 dólares más por versión.

Relacionadas

Un superdeportivo de 622 caballos de fuerza que acelera de 0-60 mph en 3.5 segundos.

Hace 6 años

La nueva Mexican 500 se realizará en Mexicali, Ensenada y San Felipe a finales de septiembre.

Hace 6 años

La Fórmula 1 corre en Alemania rodeada de escepticismo hacia Pirelli, quien asegura dará buenos productos para que no pase lo de Silverstone.

Hace 6 años

Han renovado su contrato por 5 años más.

Hace 6 años