Mitos y realidades acerca del ahorro de combustible

En un asunto tan importante como el ahorro de combustible, las opiniones están polarizadas.

02/09/2014

Javier Fueyo

1. ¿Ventanillas abiertas o cerradas?

Manejar con las ventanillas abiertas produce un incremento en el consumo en torno al 5 por ciento más que si se llevan cerradas. Con las ventanillas cerradas y el aire acondicionado encendido el consumo aumenta del orden de un 7 por ciento, pero mejora considerablemente la comodidad, se reduce el nivel de ruido y aumenta la seguridad.
Conclusión: Realmente, la incidencia del aire acondicionado sobre el consumo es relativa si la comparamos con la de las ventanillas abiertas. Así que, mejor con aire.


2. ¿Auto nuevo o usado?

Un coche de última generación contamina un 95 por ciento menos que otro similar de hace 20 años. Los autos actuales consumen hasta un 35 por ciento menos que sus homólogos de similar cilindrada de hace 20 años. 

 

3. ¿Vehículos de gasolina o vehículos Diesel?

En autos equivalentes, con motores de similar potencia, las versiones Diesel logran una reducción del consumo de combustible del orden del 10 por ciento inferior.
Sí es cierto, pero también lo es que el Diesel se ha ido convirtiendo en un combustible caro.

 

4. El catilizador, ¿es efectivo?

El catalizador funciona de forma óptima a temperaturas muy elevadas. Con el motor frío, no se alcanzan estos límites hasta que se han recorrido, al menos, 2.5 millas. Mientras tanto, se consume mucho más.
Conclusión: para recorridos cortos, mejor caminando.

 

5. La importancia de la aerodinámica

Esta es una de las grandes realidades desconocidas, ya que por encima de 62 mph más de la mitad de la potencia que suministra el motor se necesita para vencer la resistencia al viento. De ahí que la aerodinámica sea tan importante.

 

6. ¿Auto cargado o vacío?

Un auto cargado con el peso máximo total admisible puede aumentar el consumo de combustible en más de un 30 por ciento. Además, de esta incidencia en contra del ahorro, su manejo resulta más difícil y peligroso.

 

7. ¿Cuánto combustible se aprovecha?

De cada 100 galones que cargamos al depósito de nuestro coche, sólo se aprovechan 25 para generar energía motriz. El resto se pierde en forma de calor por el escape y en el sistema de refrigeración.

 

8. ¿Ahorro de tiempo?

Para obtener un ahorro de tiempo de unos tres minutos en un recorrido urbano de 6 millas, es necesario consumir un 50 por ciento más.
Tú decides si vale la pena.

 

9. La presión de los neumáticos sí influye

Circular con un 15 por ciento menos de presión en los neumáticos aumenta el consumo aproximadamente un 3 por ciento. Además se desgastan de forma prematura.
 

10. Velocidad y consumo

El consumo aumenta de forma proporcional a la velocidad. Un auto que a 62 mph entrega 39 mpg, a 77 mph consumirá 27,67 mpg. Es decir, que se produce un sobreconsumo de combustible de más del 40 por ciento para un incremento de velocidad de sólo un 25 por ciento.


 

Relacionadas

Hoy les mostramos unos pequeños consejos para que los compradores se decidan por nuestro auto usado y no por ningún otro.

Hace 6 años

Lo principal es seguir las órdenes y tener un trato respetuoso.

Hace 7 años

Una selección realizada por la gente de KBB.

Hace 7 años