Neumáticos perfectos para estas vacaciones de verano

Sencillos pasos a seguir que te garantizan un viaje tranquilo.

02/08/2016

Javier Fueyo

El verano, la época idea para compartir con la familia y construir recuerdos que durarán por siempre, pero sin seguridad puede que nada de lo anterior sea posible.

Para viajar seguro hay que asegurarse que los neumáticos estén en buen estado, con la presión correcta, esta parte es esencial (por no decir básica e indispensable), la presión correcta aumenta directamente la seguridad, especialmente en viajes largos.

Se preguntarán, ¿por qué una marca especializada en producir llantas nos dice estas obviedades?

Los estudios que ha hecho la marca a lo largo de la unión Americana y Europa, revelan que al menos y por desgracia cerca de un 78% de los vehículos de los autos podrían estar circulando con neumáticos inseguros, es decir, dañados, no revisados y con la presión equivocada; a pesar de las campañas de seguridad los usuarios no hacen caso de las indicaciones y la marca piensa que este verano, la gente pueda hacer la diferencia.

Para revisar los neumáticos sólo hace falta tres pasos muy sencillos.

1.-Checa la profundidad del dibujo de la banda de rodadura.

Un nivel de profundidad gastado aumentará, significativamente, las distancias de frenado en mojado y también incrementará el riesgo de aquaplaning que supondrá un peligro, sobre todo si la lluvia comienza de manera inesperada.

Asegúrate de que la banda de rodadura de sus neumáticos tiene la suficiente profundidad para conducir con seguridad en caso de lluvia. Revisa la banda de rodadura con un medidor de profundidad o busca los indicadores de profundidad de banda de rodadura dentro de la propia banda. Recuerde que la profundidad mínima legal es de 1,6 mm y que siempre debe haber un margen entre el indicador y la parte exterior del neumático.

Si están al mismo nivel, es el momento de cambiar los neumáticos, especialmente antes de emprender un largo viaje.

2.- Revisa el nivel de presión de los neumáticos.

Los neumáticos con un nivel de presión bajo comprometerán su capacidad para frenar y maniobrar con seguridad; además, consumirán más combustible y se desgastarán mucho más rápido.

Recuerde que la presión correcta de los neumáticos, por lo general, es diferente para un coche a plena carga. Compruebe el nivel de presión de inflado cuando los neumáticos estén fríos, si lo hace en caliente, el aire se expande y se puede obtener una presión inexacta.

¿Dónde encontrar la información adecuada para su vehículo en esta materia?

En el manual de instrucciones del vehículo, en el lateral de la puerta o en la válvula del combustible se indicará el nivel de presión de inflado correcto. Y en caso de duda, consulte a un especialista.

3.- Verifique si hay daños o desgaste

Los neumáticos desgastados o dañados son propensos a reventar durante la conducción, lo que puede provocar que pierda el control del vehículo.

Las cortaduras, rasguños, abrasiones y otras formas de daño, pueden empeorar fácilmente en el transcurso de un largo viaje. Si tiene dudas, consulte a un especialista antes de correr un riesgo.

Relacionadas

Un superdeportivo de 622 caballos de fuerza que acelera de 0-60 mph en 3.5 segundos.

Hace 8 años

La nueva Mexican 500 se realizará en Mexicali, Ensenada y San Felipe a finales de septiembre.

Hace 8 años

La Fórmula 1 corre en Alemania rodeada de escepticismo hacia Pirelli, quien asegura dará buenos productos para que no pase lo de Silverstone.

Hace 8 años

Han renovado su contrato por 5 años más.

Hace 8 años