BMW X5 Security, a prueba de balas

BMW, tomando como base su SUV X5, ha desarrollado una versión especial destinada a aquellos que necesitan ...
20/08/2008
Javier Fueyo

Por todas estás razones y por tratarse del primer modelo blindado de BMW que no es un sedán de gran tamaño, el X5 Security se merece una atención especial. Ha sido además gestado integramente por la marca alemana, sin la colaboración de ninguna empresa especializada en blindajes. Es decir, en su recorrido va de nuestro país, concretamente de la cadena de montaje de Spartanburg, en Carolina del Sur, a México. En la factoría de Toluca, se le añaden toda las piezas que necesita el blindaje.

Diferencias
Las principales diferencias con respecto a un BMS X5 convencional radican, obviamente, en el blindaje de la carrocería, tanto del habitáculo como del maletero, y de los cristales. Añade además un intercomunicador que permite hablar con el exterior sin tener que bajar ninguna ventanilla y unas cámaras, ubicadas en los laterales del paragolpe, que sirven para controlar todo el perímetro del coche mediante el visionado en la pantalla situada en la salpicadera.

Las cámaras también permiten tener una perspectiva clara de lo que ocurre a ambos lados del auto cuando nos hallamos en un cruce o salimos de un garaje.

En caso necesario, se puede activar una alarma desde el interior que bloquea todas las puertas del coche, sube las ventanillas automáticamente si están abiertas y lanza señales luminosas y acústicas.

Esta preparación supone algo más de 500 kg de sobrepeso con respecto a un X5 convencional con lo que se montan muelles y amortiguadores específicos, se modifica el software de regulación del chasis y se incluye como parte del equipamiento de serie tanto la dirección activa como el Adaptative Drive. Además, el X5 Security puede circular sin presión en los neumáticos durante más de 30 millas a una velocidad de 50 mph.

Las prestaciones de su motor V8 de 4,8 litros y 355 HP de potencia siguen siendo más que suficientes como para salir con rapidez de cualquier situación de peligro: 130 mph de velocidad máxima y 7,5 segundos para alcanzar las 60 mph desde 0.

Discreto
Para que un auto blindado sea un buen auto blindado, la premisa básica es que no se note. Y en eso el BMW X5 Security cumple sobradamente. La discreción es su seña de identidad y no se distingue para nada de un BMW X5 convencional.

En el interior tampoco hay dato alguno que pueda indicar que nos hallamos en un carro con blindaje ya que todos los mandos adicionales que lleva este X5 Security están perfectamente integrados en uno de los posavasos situados al lado de la palanca de cambios y dispone de un cierre tipo cortina para ocultarlos.

Relacionadas

Mercedes conmemora sus 80 años en el mundo del blindaje con esta limusina basada en el sedán S600 y a la que han denominado Pullman Guard.

Hace 11 años