NHTSA: prevención de golpe de calor y otros riesgos para niños en el automóvil

El calor está a pleno y la NHTSA emite una serie de recomendaciones para evitar el golpe ...
31/07/2020

José Virgilio Ordaz - Neckriagen


La temporada de calor está en pleno apogeo, por lo que la NHTSA emite una serie de recomendaciones para evitar el golpe de calor en el auto, así como otros consejos de seguridad para niños en el automóvil.

nhtsa-golpe-de-calor-auto.jpg
La temporada de calor está a pleno y aumenta el riesgo de golpe de calor

Canícula

Junio, julio, agosto y septiembre son los meses más calurosos del año. De hecho, la temperatura histórica más alta registrada es de julio (1913), en Inyo California (134° F  o 57° C). Por supuesto, no está de más recomendar una correcta ventilación e hidratación para todos nosotros, especialmente cuando viajamos en el auto, que para efectos prácticos, es una caja de metal que se pasa horas absorbiendo calor a la luz del sol. Sumen que la temperatura sobre el pavimento puede ser unos 28° F (10° C) superior que sobre pasto o tierra.

Golpe de calor

A esto, sumen el efecto del encierro con condiciones extremas de humedad y bióxido de carbono. Entonces, entenderán por qué el interior del vehículo llega a tener una temperatura hasta 55° F (25° C) superior al exterior, es decir, si afuera el termómetro marca 85° F (29° C), el interior del auto estará a 130° F (54° C). La hipotermia o, como se le conoce coloquialmente, el golpe de calor, ocurre cuando el cuerpo humano supera los 104° F (40° C), que es cuando el cuerpo pierde la capacidad de regular ciertas funciones, lo que puede desencadenar daño neuronal o la muerte. Incluso con una temperatura ambiente más baja, el riesgo permanece. La mayoría de las muertes se han registrado en la zona sur del país, pero también en la costa este.

nhtsa-golpe-de-calor-auto-ninos.jpg
Con el sol y la respiración, las temperaturas se elevan a niveles peligrosos dentro del auto

La NHTSA advierte sobre el golpe de calor en niños y población vulnerable

Si hasta aquí los datos técnicos son preocupantes, llevado a la realidad cotidiana es más grave aún. Si bien todos estamos en riesgo, debemos tener especial cuidado con aquellos para quienes regular su temperatura interna es más complicado y no siempre son capaces de valerse por sí mismos. Es decir, debemos extremar precauciones con niños, personas de la tercera edad, e incluso mascotas. Hasta ahora, son tristemente comunes las historias de olvido de niños o mascotas por tiempos prolongados en el interior de un auto, con las ventanas cerradas.

Sistemas de prevención

Algunos fabricantes han implementado alarmas de olvido de pasajeros en los asientos traseros. Básicamente, si se abrió la puerta trasera cuando ingresa el conductor al vehículo, pero no se abre cuando se aleja, una alarma le recuerda que debe volver y revisar. Tesla recién presentó un sistema que vigila a los perros en el interior, controla el aire acondicionado, e incluso avisa a las personas en el exterior que no hay riesgo. Recordemos que tampoco son escasos los incidentes donde, al detectar un niño, anciano o mascota encerrados en un estacionamiento, se ha tenido que romper un cristal del auto para auxiliarlo.

nissan-olvido-pasajeros.jpg
Algunos vehículos ya cuentan con alerta de olvido de pasajeros en las bancas traseras, pero hay que tener cuidado en los que no lo tienen

El calor, un riesgo para los niños pequeños

La NTHSA (National Highway Traffic Safety Administration), nos comparte cada año cifras preocupantes. Como que hasta un 54% de los padres en los Estados Unidos ha olvidado a sus hijos dentro del auto, o que la hipertermia se cobró 54 vidas el año pasado, 14 en lo que va de 2020, la mayoría, de niños de menos de cuatro años de edad. El sentido común nos dice que, ahora que se han reducido los viajes en auto a causa de la pandemia el riesgo es menor, pero tristemente no es así.

Riesgos en el hogar

La misma NHTSA informa que la primera muerte registrada en esta temporada de calor fue dentro de la propia casa. El niño salió a escondidas y se introdujo en el auto familiar, de donde ya no pudo salir. De hecho, el organismo indica que desde 1998 han muerto más de 850 niños por golpe de calor, el 25.2%, al acceder por cuenta propia al auto. En lo que va del año, más de la mitad de las muertes han sido por esta causa, lo que no es raro, dado que los niños no están en escuelas o guarderías y pasan más tiempo en el hogar.

perro-auto-interior.jpg
Además de los niños, adultos mayores, personas con movilidad limitada y mascotas también corren riesgo

NHTSA: consejos para prevenir el golpe de calor

Ante estos riesgos, la NHTSA emite una serie de recomendaciones a los padres:

  • Acostúmbrense a revisar el auto antes de cerrarlo.
  • Mantengan su vehículo cerrado y dejen las llaves fuera del alcance de los niños. Tres de cada 10 muertes por calor extremo ocurren cuando un niño desatendido tiene acceso a un vehículo.
  • Si ven a un niño que han dejado solo en un vehículo, no duden en ayudarlo. Intenten contactar a los padres, a alguna autoridad, o en casos extremos, auxilien al niño. Las leyes del Buen Samaritano protegen a aquellos que prestan auxilio en casos de emergencia.
  • Piel enrojecida, caliente, húmeda o seca, falta de sudor, pulso rápido o demasiado lento, nauseas, confusión o comportamiento extraño son señales de alerta.
  • En caso que auxilien a un niño con golpe de calor, traten de bajar su temperatura con agua fresca –no helada- y permanezcan con él.
  • Cuando encarguen a su hijo con alguien más en un viaje por auto, verifiquen que haya llegado a su destino sin contratiempos. 19.1% de las muertes ocurren mientras el niño se encontraba con un cuidador.
  • La NHTSA comparte esta prueba (en inglés) para evaluar cuánto saben del riesgo de golpe de calor en los niños.
  • Y por sobre todo, nunca dejen a un niño sin supervisión dentro o alrededor de un vehículo.

nhtsa-seguridad-ninos.jpg
Nunca dejen a los niños sin supervisión dentro o alrededor del auto

Otros consejos

Además del golpe de calor, existen otros riesgos relacionados con los niños y el uso de vehículos.

auto-sensor-reversa.jpg
Algunos autos cuentan con sensores de reversa, pero no todos, de todos modos, revisen siempre alrededor de su auto

Atropellos al estacionar o moverse en reversa. Siempre revisen alrededor del vehículo y bajen las ventanas para escuchar mejor. Enseñen a los niños a mantenerse lejos de un vehículo encendido o con un adulto adentro, además de mantenerse en la acera. Tampoco deben dejar sus juguetes cerca de los autos.

Ventanas eléctricas. Muchos niños han sufrido lesiones o estrangulamiento por estos implementos. De ser posible, bloqueen las ventanas, enseñen a tus niños a no jugar con los interruptores, a no estar de pie y no asomarse por las ventanas. Procuren no dejarlos con el auto encendido.

ninos-ventanas-electricas.jpg
Enseñen a a sus niños a no jugar con elementos como las ventanas eléctricas

Cinturón de seguridad. Algunos niños pueden lesionarse al jugar con el cinturón de seguridad, especialmente con el mecanismo que lo retrae. Enseñen a los niños a no jugar con los cinturones, tengan estos implementos siempre abrochados. Aseguren a los niños con asientos o cinturones adecuados para su edad.

Cajuela o maletero. También se han dado casos de niños que quedan encerrados en el baúl. Aunque muchos autos ya vienen con apertura interna de seguridad, muchos niños no saben usarlo. De nuevo, no dejen a los niños jugar dentro o alrededor del auto. Mantengan el auto cerrado. Revisen inmediatamente el auto y la cajuela si un niño no aparece.

cajuela-auto.jpg
No deje a sus hijos jugar dentro o alrededor del auto

Movimiento involuntario del vehículo. Un niño sin supervisión dentro del vehículo puede llegar a activar o desactivar elementos electrónicos o mecánicos del vehículo. Uno de los que mayor riesgo representa es el freno de mano, especialmente en modelos sin bloqueo de seguridad. Siempre aseguren el vehículo en parking y, de nuevo, no dejen a los niños sin supervisión.

Relacionadas